Gobierno o Estado Abierto … profundizando la Democracia

Tabla de contenido

El 28 y 29 de octubre en la cancillería se llevó adelante el Encuentro Nacional de Gobierno Abierto. Distintos niveles de gobierno compartieron sus experiencias en búsqueda de esta práctica gubernativa que apuesta a una mayor transparencia, colaboración y participación ciudadana. Sumá Fraternidad participó de este evento y compartimos con ustedes algunas impresiones …

gobierno-abierto-1   ¿Cuándo un Gobierno es Abierto? , cuando centra sus medidas en las necesidades de la ciudadanía, y al mismo tiempo promueve su participación y la colaboración entre las agencias de gobierno y la sociedad civil en la construcción de las políticas. Este concepto nos hace pensar en una relación más profunda entre Estado y Sociedad, sin duda un gran desafío en el mundo de hoy.

Hace algunos años en el marco de  la lucha internacional anti corrupción un grupo de gobiernos firmaron la Alianza para el Gobierno Abierto, son más de 1.000 los compromisos asumidos para hacer sus gobiernos más abiertos, transparentes, actualmente  la Alianza está compuesta por 64 países miembro.

Durante el encuentro diferentes niveles de gobierno expusieron algunas de las prácticas que hoy desarrollan fruto de  este compromiso. La mayoría tenía que ver con diferentes formas de acercar a la ciudadanía a la propia gestión: presupuesto participativo, ciudades que desafían a la ciudadanía a pensar juntos la ciudad a largo plazo, mejoras en el desarrollo de sus sitios web para que el ciudadano acceda mejor a sus servicios, o que acceda a la información que produce el Estado, como por ejemplo conocer las cuentas, nuevas leyes, reglamentaciones, incluso la mayoría han desarrollado mapas georreferenciales en sus sitios web.

Sin dudas genera muchas expectativas, hay muchísimo camino para recorrer y al mismo tiempo es bueno estar atentos a algunos riesgos que se corren. En las exposiciones teóricas se hizo mucho énfasis en no confundir Gobierno Abierto con Accountability (ver entrada relacionada), o tampoco con el Gobierno Electrónico, no hay que confundir la herramienta con el fin, refiriéndose al rol protagónico que ocupan las nuevas tecnologías de la información en este nuevo paradigma.

Por otra parte  tampoco es la Alianza para el Gobierno Abierto. Gobierno Abierto es un concepto en construcción, desde el punto de vista teórico hay algunos matices y discusiones interesantes para profundizar. Hacer click aquí para profundizar. Por otra parte la Alianza es un conjunto de países, cada vez son más, que se comprometen a ser más transparentes en su gestión y al mejorarla acercándose a los ciudadanos, elaborando un plan bianual para dar concreción a esos compromisos.

Otro actor importante es la sociedad civil, sin dudas este compromiso de parte de los gobiernos abre una ventana de oportunidad muy importante, una ONG puede considerarse exitosa cuando logra visibilizar y sensibilizar a la población de una problemática, explorando posibles respuestas hasta que la misma se convierte en política pública. Por lo tanto hablar Gobierno Abierto es música para los oídos de la sociedad civil.

Tengamos en cuenta que un Gobierno Abierto no necesariamente significa que automáticamente hay un montón de ciudadanos esperando que le abran la puerta para poder participar. Incluso aquellos ciudadanos organizados no confían plenamente en esta institución ya que este vínculo sobre todo en América Latina es muy débil. Se trata de un desafío recíproco dónde generar y ofrecer espacios de participación es tan importante como querer ocuparlos. Por este motivo nos parece que esta nueva filosofía de Gobierno ayuda a profundizar la práctica democrática, la responsabilidad común de los representantes y de los representados. En términos de las nuevas tecnologías, está naciendo un software demasiado moderno para el hardware que pierde vigencia, no solo pensando en estado sino también en los ciudadanos que tienen otros parámetros de participación.

Esta profundización de la democracia nos conduce a pensar en la necesidad de un ingrediente fundamental para que un Gobierno Abierto sea posible, junto con la voluntad política  que exista una cultura de diálogo es clave. Existen experiencias que pueden ser consideradas como semillas de este tipo de espacios tan necesarios, la “Mesa de diálogo Argentino” en el 2001 es un claro ejemplo, en momentos de crisis  distintas áreas de compromiso de la sociedad civil y el Estado se sentaron en una misma mesa a pensar posibles soluciones y formularon políticas públicas que fueron muy significativas para ese periodo.

Sin dudas un importante y estimulante desafío en el arte de hacer posible un mejor mundo para todos. Los invitamos a interesarse en vuestros países, para saber si hacen parte de esta alianza y por que no participar de la construcción del Plan de acción nacional que construye cada Gobierno con la Sociedad Civil.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© SUMA FRATERNIDAD 2023
LEZICA 4358, CABA, ARGENTINA
MAIL: info@sumafraternidad.org